Últimas noticias: 

XXIV Asamblea General Ordinaria y Extraordinaria del Foro de Laicos



Dña. Dolores García Pi, elegida nueva Presidenta del Foro de Laicos de España y de su Comisión Permanente.

La Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Española la nombrará próximamente como corresponde a lo que disponen los estatutos.

Ha sido elegida en la XXIV Asamblea General Ordinaria del Foro realizada en el "Salón de Actos Don Bernardo Herráez" del edificio de la COPE, en la calle Alfonso XI de Madrid, donde se eligieron también como  tesorera a Dña. Fredes Moral Abad y como vocales a Águeda Ortiz de Diego, Pablo Pérez Gómez-Aldaraví y Roberto de la Cruz, quienes pasan a formar parte de la Permanente junto con los tres vocales que ya habían sido elegidos hace dos años: José Antonio Cecilia,  José Alberto Rugeles Martínez y Javier Alonso, el Vice presidente D. Guillermo Aparicio y la secretaria Doña Paloma González-Blanch, cargos que no vencían  este año.

Dña. Dolores García Pi es Licenciada en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid. Pertenece al Movimiento de los Focolares, donde ha sido responsable de la Secretaría General y de la Oficina de Prensa. Ha trabajado en la Nunciatura Apostólica y en el Centro Internacional de Congresos en Castelgandolfo así como en la Fundación Igino Giordani.

Actualmente es corresponsable del Movimiento de los Focolares para el territorio central de la península e Islas Canarias. Es además formadora en el área de adolescentes.


La Comisión Permanente del Foro de Laicos de España

Madrid, 28 de noviembre de 2016


................................................................................................................................................................

XIX BIBLIOTECA DEL FORO DE LAICOS.



FUNDACIÓN MAIOR

  • “John Henry Newman”, Stratford Caldecott, Léonie Caldecott y Ricardo Aldana.
  • “Formación del laico”, Ricardo Aldana S. de J.

BAC

  • “La oración, fuerza que cambia el mundo”, Isidro Catela Marchos (ed.).
  • “Enseñar y aprender el amor de Dios”, Joseph Ratzinger.

SAL TERRAE

  • “Mucho más que dos. Acercamiento pastoral a la pareja y la familia”, Pablo Guerrero SJ.
  • “La hora del laicado cristiano. Una propuesta”, Javier Garrido.

HERDER EDITORIAL

  • “Dios y el niño y otros escritos inéditos”, María Montessori.
  • “Compartir a Dios en la red”, Antonio Spadaro.

EDITORIAL CIUDAD NUEVA

  • “Van Thuan. Libre entre rejas”, Teresa Gutiérrez de Cabiedes.
  • “El Islam explicado a quienes tienen miedo de los musulmanes”, Michele Zanzucchi.

NARCEA

  • “Seguirle por el camino. Con Simón Pedro”, Alfredo Tolín.
  • “Voy a decir que sí. Josefa Segovia”, Marisa Rodríguez Abancéns.

EDITORIAL MONTE CARMELO

  • “El Dios Samaritano. Un viaje por la misericordia”, Eusebio Gómez Navarro.
  • “Dios, mi cáncer y yo. Reflexiones ante la enfermedad”, José María Moliner.

VERBO DIVINO

  • “Jesús, Maestro, Señor resucitado. Encuentros bíblicos desde la Lectio Divina con el evangelio de Mateo”, Equipo Bíblico Verbo.
  • “Jesús. ¿Quién es? Y otras 62 preguntas”, Charles Delhez.

RIALP

  • “Geopolítica de los islamismos”, Anne-Clémentine Larroque.
  • “Retorno a Dios. Días de retiro para dilatar el corazón”, Javier Fernández-Pacheco.

PALABRA

  • “Eucaristía y unión con Dios”, Manuel Ordeig.
  • “Madre Teresa de Calcuta. Vivencias y testimonios”, Miguel Ángel Velasco.

ENCUENTRO

  • “La belleza desarmada” , Julián Carrón.
  • “Ciudadanía y cristianía. Una lectura de nuestro tiempo”, Olegario González de Cardedal.

................................................................................................................................................................


NUEVO ARTÍCULO: "LEIPZIG, UN LUGAR DE ENCUENTRO".


Artículo de Camino Cañón sobre la 100 edición del Encuentro 2016, promovido por los católicos alemanes (Katholikentag). Puede consultarse aquí.

................................................................................................................................................................


REPERCUSIÓN EN LOS MEDIOS DEL COMUNICADO DEL FORO DE LAICOS SOBRE EL CARTEL BLASFEMO


..........................................................................................................................................................

COMUNICADO DE LA COMISIÓN PERMANENTE DEL FORO DE LAICOS ESPAÑA SOBRE CARTEL BLASFEMO


La Comisión Permanente del Foro de Laicos de España expresa su profunda repulsa hacia el abuso hecho con las imágenes de la Virgen de los Desamparados y de la Virgen de Montserrat en un cartel, en el que la asociación Endavant convoca a una manifestación en Valencia, por considerarlo ofensivo para los sentimientos de los creyentes y de otras personas respetuosas hacia estos símbolos cristianos. 

Consideramos que la libertad de expresión no puede ser excusa para agredir los sentimientos religiosos de millones de españoles, entre los que nos encontramos nosotros mismos.

La sana convivencia exige el respeto y la consideración para aquello que representa los valores más sagrados de los demás, aunque no se esté de acuerdo o no se compartan los mismos.

Nos unimos a los actos de reparación y desagravio convocados para hoy 16 de junio y pedimos a la Virgen María, su protección maternal en estos tiempos difíciles y recios.

La Comisión Permanente del Foro de Laicos de España 


Madrid, 16 de junio de 2016

..........................................................................................................................................................

EL FORO DE LAICOS EN LOS MEDIOS

Reunimos aquí los medios que se han hecho eco del COMUNICADO POR PARTE DE LA COMISIÓN PERMANENTE DEL FORO DE LAICOS DE ESPAÑA ANTE LA DELICADA SITUACIÓN QUE ATRAVIESA VENEZUELA:

scn0001

................................................................................................................................................................

COMUNICADO DE LA COMISIÓN PERMANENTE DEL FORO DE LAICOS ESPAÑA ANTE LA DELICADA SITUACIÓN QUE ATRAVIESA VENEZUELA


La Comisión Permanente del Foro de Laicos de España ante la delicada situación que atraviesa la noble nación venezolana, hace pública la siguiente declaración:


1.-Observamos con creciente preocupación la crisis que atraviesa Venezuela y particularmente lo que sufren las clases más necesitadas del país, por causa de la deteriorada economía. Crisis, que cada día, es más seria y que puede producir explosiones sociales de incalculables consecuencias.

2.- Hemos leído y meditado el mensaje de los Obispos venezolanos sobre la actualidad del país. Compartimos los puntos de vista de los pastores de Venezuela. La Iglesia venezolana puede y debe promover el diálogo y la reconciliación nacional. La Crisis es sobre todo una crisis moral y de valores.

3.- Consideramos que el respeto a la Constitución y a las leyes del país es de obligatorio cumplimiento para los Poderes Públicos y para  todos los ciudadanos, sea cual sea su posición política. Y solo dentro del marco constitucional se deben buscar salidas a la preocupante crisis política.

4.- Nos sentimos muy unidos al laicado católico venezolano en este momento difícil y en especial al Consejo Nacional de Laicos.

5.- Tenemos un especial recuerdo para las familias de los presos venezolanos y oramos por sus seres queridos. La libertad de expresión es un derecho consagrado en el mundo, que debe ser respetado.

6.- Pedimos a la Virgen María, bajo la invocación de Nuestra Señora de Coromoto, patrona de Venezuela, que inspire a los dirigentes de la nación, para encontrar salidas de progreso y de paz, de reconciliación y de libertad.


                                   La Comisión Permanente del Foro de Laicos de España

 

Madrid, 19 de Mayo de 2016

..........................................................................................................................................................

COMUNICADO DE LA PRESIDENCIA CONFERENCIA EPISCOPAL VENEZOLANA ANTE LA GRAVÍSIMA SITUACIÓN DEL PAÍS


1. Mediante un discernimiento espiritual, a la luz de la Palabra de Dios, los Obispos de Venezuela hemos orado y reflexionado acerca de la situación actual de nuestro país. Hacemos nuestras las angustias de nuestro pueblo del cual somos servidores. Nunca antes habíamos sufrido los venezolanos la extrema carencia de bienes y productos básicos para la alimentación y la salud, junto con otros males como el recrudecimiento de la delincuencia asesina e inhumana, el racionamiento inestable de la luz y el agua y la profunda corrupción en todos los niveles del Gobierno y la sociedad. La ideologización y el pragmatismo manipulador agudizan esta situación. Fruto del mencionado discernimiento son las ideas que ahora presentamos a la consideración de todos los ciudadanos de Venezuela.


2. En más de una ocasión, Jesús el Señor, manifestó su solidaridad con las personas sufrientes y que sentían alguna necesidad. Incluso llegó a sentir compasión ante aquella multitud que le había seguido para escuchar su mensaje. Fue cuando les pidió a sus discípulos que le dieran de comer a todos. El mismo Señor manifestó su solidaridad con ellos al multiplicar los panes y dar de comer a todos hasta la saciedad. Gesto de amor y de misericordia.(cf. Mt 14,14). Este hecho relatado por los evangelistas nos ilumina a todos nosotros miembros de la Iglesia para poder atender a quienes en nuestro país están sufriendo por las graves carencias de alimentos y medicinas, la violencia y la inseguridad. En este Año jubilar de la Misericordia, los pastores de la Iglesia en Venezuela queremos manifestar nuestra cercanía y acompañamiento a todos, y así motivar a los creyentes discípulos de Jesús a que reafirmen con gestos concretos la solidaridad entre todos como hermanos. A pesar de lo dramático de la situación, nuestro pueblo ha vivido con gran dignidad e incluso con respuestas alternativas de solidaridad. Estas nobles actitudes constituyen signos de esperanza. ¡El pueblo nos evangeliza!. ¡Sentimos “el gusto de ser pueblo”! (Cf Francisco, La alegría del Evangelio”).


3. Queremos alertar al pueblo! Que no se deje manipular por quienes le ofrezcan un cambio de situación por medio de la violencia social. Pero tampoco por quienes le exhortan a la resignación ni por quienes le obligan con amenazas al silencio. ¡No nos dejemos vencer por las tentaciones! No caigamos en el miedo paralizante y la desesperanza, como si nuestro presente no tuviera futuro. La violencia, la resignación y la desesperanza son graves peligros para la democracia. Nunca debemos ser ciudadanos pasivos y conformistas, sino sujetos conscientes de nuestra propia y calamitosa realidad; sujetos pacíficos, pero activos y, en consecuencia, actuar como protagonistas de las transformaciones de nuestra historia y nuestra cultura. ¡El Evangelio nos reclama eficacia!
Hacemos un llamado a todos los poderes públicos, en los diversos ámbitos de sus respectivas competencias, a que escuchen con respeto la voz del pueblo, las diversas expresiones de sus múltiples necesidades y sus justos reclamos.


4. También queremos hacer un llamado de atención a todos los que se aprovechan de la situación de escasez y carestía por la que atravesamos los venezolanos: a los que se dedican a especular con los precios, asaltando a los ciudadanos con la práctica del llamado “bachaqueo”, como a quienes, abusando de su autoridad, exigen pagos que no les corresponden. Tal proceder es moralmente inaceptable y hace evidente la falta de valores éticos en sus vidas. Aprovecharse de la necesidad ajena para lucrarse es un crimen y un pecado mortal a los ojos de Dios, del cual tendrán que dar cuenta en algún momento.


5. Tanto los líderes del oficialismo como los de la oposición deben expresar su seria preocupación por todo el pueblo, sin dejarse llevar por intereses partidistas y particulares. Es hora de demostrar que se está en una actitud de defensa del bien común y de los verdaderos intereses de cada uno de los ciudadanos de Venezuela.


6. El momento actual conlleva algunas exigencias que hemos de asumir todos a favor del bien común. Los dirigentes políticos, sociales, empresariales, gremiales y religiosos estamos llamados a dar testimonio tangible de responsabilidad y de compromiso de amor a nuestra patria.


7. El Gobierno debe favorecer todas las formas de ayuda a los ciudadanos. Es apremiante la autorización a instituciones privadas del país, como Cáritas y otros programas de diferentes confesiones religiosas, que no nos metemos en la diatriba política, sino que servimos directamente a los más necesitados, para que podamos traer alimentos, medicinas y otros insumos necesarios, provenientes de ayudas nacionales e internacionales, y organizar redes de distribución a fin de satisfacer las urgentes necesidades de la gente.


8. Es indispensable y justo preservar la sana convivencia. Las autoridades han de contribuir, con su discurso y sus acciones, a crear un clima de tranquilidad y paz social. Condenemos, como nos enseña Dios en el quinto mandamiento (Ex 20,13) toda forma de violencia, reñida siempre con el respeto a la vida. Denunciemos y condenemos los horrorosos “linchamientos”, perpetrados en algunas ciudades, signo de la deshumanización en que han caído algunos ciudadanos. Todos los católicos tienen la tarea de fortalecer la solidaridad entre los vecinos y en las comunidades. Este es su primer y principal apostolado. Quienes estén integrados en los Consejos Comunales,
tienen un instrumento útil para este propósito. Escuchemos al Papa Francisco: “vivan los conflictos en modo evangélico, volviéndolos ocasión de crecimiento y reconciliación”.


9. El respeto a la institucionalidad es un compromiso y una obligación moral irrenunciable. Los Poderes Públicos deben respetarse entre sí y articularse a favor de la nación. Lo contrario, el irrespeto y la permanente confrontación entre ellos, va en detrimento de la posibilidad real de solucionar los problemas que nos afectan a todos. Concretamente, el Poder Ejecutivo y la Asamblea Nacional, a más de respetarse y actuar según su respectiva autonomía, reconociendo el papel que a cada uno le corresponde, están llamados a dar al pueblo ejemplo de “encuentro y diálogo” en favor de la convivencia nacional. En esta misma línea, deben buscar, de manera conjunta, soluciones, que el pueblo reclama, a problemas de vital importancia: la recuperación económica general del país, el desabastecimiento de alimentos y medicinas, la falta de electricidad y calidad de los servicios públicos, la violencia y la inseguridad, la seguridad social de los adultos mayores, el problema de los llamados presos políticos. La Ley de amnistía es un clamor nacional e internacional y una contribución a la distensión social. Desconocer a la Asamblea Nacional es desconocer y pisotear la voluntad de la mayoría del pueblo.


10. Todas las instancias de servicio de la Iglesia, diócesis, parroquias, institutos religiosos, asociaciones y grupos de apostolado, institutos educativos católicos, centros de reflexión, deben iluminar, con la Palabra de Dios y la Doctrina Social de la Iglesia, la situación concreta de cada región. Desde esta perspectiva, es imperativo seguir ofreciendo la acción decidida de la Caritas Nacional, diocesana y parroquial y las diversas acciones de la Pastoral Social. Es necesario “primerear” la caridad. Esta ha sido la lección imperecedera de la historia de la Iglesia. Todas nuestras comunidades eclesiales deben abrir un espacio, de modo que se conviertan en “casas de encuentro y diálogo” para quienes sincera y desinteresadamente buscan construir la paz. Todo esto lo sustentamos en la Palabra de Dios, la eucaristía, la oración y la caridad evangélicas.


11. En medio de las dificultades del presente y las sombras que oscurecen el porvenir, estamos invitados a ver y sentir el “paso” del Señor en medio de nosotros. Descubrirlo nos ayudará a actuar como “Testigos” del Resucitado y edificar en Venezuela el Reino de Dios, de justicia, amor y paz, sabiendo que “si el Señor no construye la casa en vano se cansan los albañiles” (Salmo 126) Para ello contamos con la intercesión de María de Coromoto, quien es Madre que nos acompaña y consuela y “estrella de la evangelización”.
Con nuestra afectuosa bendición episcopal.


Caracas, 27 de Abril de 2016


................................................................................................................................................................


El Foro de Laicos se constituyó en 1992 y es el heredero directo de otro organismo eclesial anterior, el Consejo de Laicos. Se define como un "lugar de encuentro, comunicación, diálogo y cauce de representación del apostolado seglar asociado". 

Este espacio web se renueva con el objetivo de configurarse como una plataforma más en la que cumplir ese objetivo de encuentro y puesta en común de todas las iniciativas y carismas que formamos el Foro de Laicos.

Esperamos que sea de su agrado, cualquier pregunta, duda o sugerencia, no duden en ponerse en contacto con nosotros.


Amigos que ya pasaron por aquí...